Responsabilizarnos del otro

Un grupo de profesionales de los servicios sociales y sanitarios, vinculados al ámbito de la ética asistencial, ante las acciones y propuestas que se están dando a la crisis social y sanitaria generada por la pandemia COVID-19, queremos hacer llegar a las autoridades, medios de información y ciudadanía nuestras reflexiones.

Constatamos:

  • las importantes desigualdades de acceso a las medidas sanitarias y sociales que se han propuesto;
  • las graves consecuencias que la medida del aislamiento y control, impuesta de manera uniforme a toda la población sin tener en cuenta su diversidad, está generando en algunos grupos sociales: personas ancianas con fragilidad social y/o de salud, personas con discapacidad, personas en situación de exclusión, menores en situación de riesgo de desprotección, mujeres víctimas de violencia y otras personas con gran vulnerabilidad personal y social;
  • la emergencia de un gran número de personas, principalmente mujeres, que viven en situación precarizada y que en esta situación han tenido que buscar ayuda para satisfacer necesidades básicas, como alimentación y alojamiento;
  • la terrible situación de las personas que han fallecido en aislamiento y sus familias, sin acompañamiento y atención suficiente, para la que no se han elaborado planes de contingencia, ni planteado recursos que minimizaran el daño.

Ante esto, consideramos imprescindible que, una vez controlada la situación de emergencia sanitaria que tantas vidas está costando, establecer ámbitos de deliberación ética en los que partiendo de un concepto de Salud que incorpore las relaciones comunitarias satisfactorias -tal y como propone nuestra Ley de Salud pública y la OMS (2001)-, se propongan Políticas y Modelos de Cuidados Comunitarios desde los criterios de Equidad e Inclusión, que reconozcan la diversidad de la ciudadanía de Euskadi.

Compartimos con usted el documento completo titulado ¿LA SALUD DE QUIEN ESTAMOS DEFENDIENDO? DESIGUALDADES SOCIALES Y SANITARIAS EN TIEMPO DE PANDEMIA que recoge nuestras reflexiones, y que difundiremos en los próximos días.

Confiamos en que resulte de utilidad para impulsar la solidaridad y frenar el riesgo de discriminación por edad, pobreza, discapacidad o enfermedad que detectamos ha sido manifiesto en este tiempo de pandemia.

 Ver documento